Diez sabores de cocada son la clave de la marca Nucíferas

Diez sabores de cocada son la clave de la marca Nucíferas
Photo Credit To https://www.emaze.com

La marca Nucíferas, Cocadas de Sabores, es uno de los emprendimientos que toma impulso en la ciudad de Esmeraldas, con la propuesta de 10 distintos sabores del tradicional dulce esmeraldeño.

Esta es una iniciativa que empezó hace tres años de la mano de Carmen Espinoza, fallecida hace un año, y que sus dos hijas Jazmín y Katiuska Girón continuaron hasta posicionarlo.

Para eso las jóvenes aprovechan las ferias artesanales que se organizan en la ciudad. Además participaron en un proceso de certificación con representantes de la Agencia de Regulación y Control Sanitario (Arcsa).

En la pequeña planta de producción, ubicada en el sur de la ciudad, trabajan 10 personas, que son parte de la asociación de servicios de alimentación ‘Delicias de Mi tierra’, creada para dar valor agregado al coco.

Esta organización se creó para impulsar la iniciativa Cocadas de Sabores, pero también para legalizar el trabajo que realizan otras familias vinculadas al negocio de la cocada en el sur de la ciudad.

Todo el equipo trabaja en la preparación de los bocaditos, de acuerdo con los pedidos diarios y semanales. Ahí se preparan cocadas con sabor a: maracuyá, guayaba, mango, frutilla, banano, manjar, chocolate, piña y la más de la tradicional hecha con jugo de caña y maní.

La cocada es uno de los productos de la variada dulcería ancestral del pueblo afroesmeraldeño, sobre la que se han creado emprendimientos para la elaboración de la cocada blanca, negra, y la que se acompaña con maní y manjar, estas últimas de las más conocidas.

El producto dela marca Nucíferas cuenta con la notificación sanitaria para la cocada de chocolate y piña, que es la que están colocando en el mercado, mientras se avanza con la certificación de los demás sabores.

Actualmente la producción está entre 700 y 1.500 unidades al mes, con dos sabores principales (chocolate y piña), y la tradicional elaborada con jugo de caña, mientras se amplía el mercado fuera de la provincia.

El costo de cada unidad varía. Se comercializan entre USD 1 y USD 3; cuentan con el servicio de arreglos para fiestas, con bocaditos de cocadas, una de las novedades de la propuesta.

Las hermanas Girón se encargan de abrir mercados y ser parte de las ruedas de negocio que promueve el Ministerio de Industrias, que también ofrece capacitación a los emprendedores.

Eso ha permitido captar el interés de cadenas de tiendas nacionales que tienen sus espacios en Esmeraldas, y con ayuda de la Superintendencia del Poder de Control del Mercado, lograr acercamientos con los empresarios interesados en los productos que elaboran las dos jóvenes emprendedoras.

La apertura de mercado ha implicado redoblar la inversión inicial de USD 3 000, en la compra de nuevos equipos para el empacado y etiquetado del producto, como pailas más grandes y cocinas industriales.

A diferencia de otros emprendimientos que todavía conservan el uso de hornos tradicionales para cocinar el coco, este negocio utiliza cocinas industriales que les permite avanzar mucho más rápido con los pedidos.

La proyección es que hasta finales del año se cuente con la certificación de los demás sabores y entrar a competir con otros productos elaborados a base de cacao con emprendedores de Esmeraldas.

La directora del Ministerio de Industrias en Esmeraldas, Gabriela Zambrano, comenta que este un proyecto al que se ha dados impulso, porque busca conservar una tradición del pueblo afro, dando valor agregado a los consumidores.

Cifra ​ 3 000 dólares fue la inversión inicial en este emprendimiento esmeraldeño

Revista Líderes
www.revistalideres.ec
Junio 7 de 2018

Acerca del Autor

Artículos relacionados

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *