El ENFOQUE, una mirada diferente para lograr tus metas

El ENFOQUE, una mirada diferente para lograr tus metas

Cómo un correcto enfoque nos permite alcanzar nuestros objetivos

Todos en algún momento o circunstancia de vida nos hemos propuesto alcanzar una meta específica a nivel personal o grupal. Mantener el enfoque en ese objetivo con la atención y esfuerzos concretos debería asegurarnos el logro, pero la experiencia real es otra.

Seguramente hacia fin de año, muchos, nos hemos sentado a definir propósitos personales para el año nuevo, ideales cargados de cosas buenas para nosotros y nuestras familias. También en el ámbito de negocios, en nuestras empresas, a menudo nos replanteamos objetivos organizacionales centrados en mejorar indicadores clave de desempeño, pero en cuántos de esos objetivos, sea en los temas personales o en los empresariales, luego de poco tiempo, vemos que los esfuerzos y atención dedicada no son suficientes para lograr esas metas.

Si usted se identifica con ésta realidad, es como la mayoría de los mortales que reconoce que debe enfocarse en lograr cosas buenas, pero muchas veces sucumbe en el camino.

Siempre encontraremos justificaciones como, por ejemplo, el trabajo me consume todo el tiempo y no tengo espacio para dedicarlo a ese objetivo personal, o en el ámbito empresarial, cuántas veces nos hemos dicho, el mercado es más agresivo de lo esperado, nuestro equipo aún no está lo suficientemente preparado, los resultados dependen de esfuerzos heroicos, las políticas gubernamentales bloquean el logro de nuestras metas, etc.

Será que somos tan débiles que no tenemos la voluntad necesaria para superar los obstáculos que consumen nuestro tiempo o que el mundo conspira contra nuestra empresa y, a pesar de lo que hagamos, solamente podremos generar los resultados que hasta ahora hemos obtenido.

Lo expuesto hasta ahora demuestra una serie de síntomas comunes entre muchas personas, pero intuimos que debe haber algo más de fondo; para poder arribar a buen puerto en este análisis, descubrir qué es lo que hace que la mayoría de nuestras metas sean abandonadas en el camino, empecemos estudiando el significado de la palabra ENFOQUE.

Según el diccionario de la Real Academia Española, enfocarse significa dirigir la atención o el interés hacia un asunto o problema desde unos supuestos previos, para tratar de resolverlo acertadamente.

Ésta descripción muestra que conviene dedicar atención y esfuerzo para resolver acertadamente un asunto o problema, pero no aborda la problemática de fondo, simplemente se queda en la necesidad de atención y esfuerzo, como si todo dependiera de la buena voluntad para lograr nuestras metas.

El significado provisto por el diccionario de la lengua española, no aborda la realidad social que vivimos en nuestros tiempos. Nuestra vida está cargada de muchas COSAS POR HACER, y en el camino todo eso se vuelve obstáculo para mantenernos enfocados en lo que hemos definido como realmente importante.

Mucho se ha hablado del enfoque en literatura de negocios a nivel global, muchos gurús han hablado de este aspecto necesario para que nuestros objetivos organizacionales se alcancen, pero pocos se han detenido a entender el fenómeno social detrás del ENFOQUE.

Un buen amigo, del que aprendí mucho y al que tuve la enorme fortuna de conocer en el ocaso de su vida, propuso hace pocos años una perspectiva diferente de lo que significa el ENFOQUE.

El Dr. Eliyahu Goldratt, físico israelí, líder reconocido internacionalmente en el desarrollo de nuevas filosofías gerenciales y sistemas, fue un educador, autor, gurú de negocios, científico y filósofo que exhortó siempre a sus clientes y estudiantes a examinar y repensar sus prácticas de negocio con una visión nueva y fresca.

El propuso en la introducción del MANUAL DE TEORÍA DE RESTRICCIONES, editado por McGraw Hill en el 2010 que ENFOQUE significa decidir QUÉ HACER, pero más importante aún decidir QUÉ NO HACER.

“Enfocarse en todo es sinónimo de no enfocarse en nada”
Dr. Eliyahu Goldratt

Para lograr un verdadero enfoque y lograr nuestras metas, sean individuales o empresariales, conviene dedicar atención y esfuerzo a identificar, decidir y actuar para remover lo que nos distraerá u obstaculizará en nuestro enfoque.

Enfocarse entonces significa dirigir la atención y dedicar esfuerzos en lograr el objetivo deseado, y al mismo tiempo remover de nuestro camino lo que será obstáculo o distracción en este proceso.

Lo anterior no significa simplemente que debemos priorizar mejor, exige que decidamos qué vamos a dejar de hacer, qué vamos a quitar del camino, qué vamos a eliminar de nuestra vida personal o en el trabajo para lograr nuestras metas. Desde esta perspectiva entonces queda claro que los fracasos no se debieron a la voluntad o la capacidad de nuestro equipo de trabajo, sino más bien a la poca claridad sobre lo que conviene hacer y lo que no.

Evalúa tu experiencia de vida tanto individual como grupal y con certeza podrás identificar que la razón por la que fracasaste en el camino de lograr ese objetivo tan importante para ti o tu equipo fueron un montón de cosas que no decidiste dejar de hacer.

Este post tenía como objetivo proveer una mirada diferente que nos abriera el camino para que las nuevas metas que nos propongamos a futuro sean abordadas de una manera más inteligente y estratégica, si decidimos qué vamos a hacer y al mismo tiempo qué vamos a dejar de hacer, seguramente elevaremos drásticamente la probabilidad de alcanzar eso que es tan importante para nosotros y nuestras empresas.

Julio Fiallos
CEO de Vision Estrategica Cia. Ltda.
Junio 11 de 2018

Acerca del Autor

Artículos relacionados

1 Comentario

  1. Pingback: Consejo claves para convertir tu hobby en un negocio rentable - ENFOQUE

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *