Mao fabrica prendas que se exportan a México

Mao fabrica prendas que se exportan a México

La ropa interior que diseña y confecciona la Corporación Impactex con la marca Mao ahora se comercializa en cadenas de almacenes de México.

La firma ambateña también tiene presencia a escala nacional con sus 2.000 distribuidores.

La historia de Impactex arrancó en 1999 con el nombre de Impacto Creaciones y una inversión de 60 millones de sucres. Con ese dinero se instaló el taller de producción con la línea de ropa interior. En la actualidad produce prendas de vestir en sus líneas casual damas y la línea para caballeros con boxer. Además, en la confección de pijamas y chompas.

Para estar al tanto de las tendencias de la moda, la firma asiste a ferias internacionales. Además, aplica nuevas tecnologías con telas inteligentes (microfibras) que dan suavidad, comodidad y elegancia al vestir. El uso de este material fue el punto de partida de partida de la marca para llegar al mercado internacional.

El primer envío a México se realizó el 13 de febrero de este año. 60 000 unidades, es decir, 5 000 docenas de ropa interior para hombre salieron desde la planta industrial localizada en la parroquia Atahualpa, del cantón Ambato, en Tungurahua.

Milton Altamirano, presidente de la Corporación Impactex, cuenta que el proceso para llegar al mercado mexicano arrancó hace dos años. Detalla que por el valor del dólar ha resultado complicado competir en el mercado internacional. “Con el esfuerzo de todo el equipo logramos negociar con una empresa mexicana. Les presentamos nuestro producto y les gustó”.

Para ingresar al mercado la firma mexicana creó una empresa subsidiaria con la marca Mao México; este proceso duró más de un año. Otro de los puntos positivos es que ya se negocia la expansión de la marca bajo el modelo de franquicia en otros países.

Según Altamirano, la ropa que exportaron puede usarse para la actividad deportiva de los futbolistas, ciclistas, atletas… También los ejecutivos y estudiantes. “Una de las características es que el sudor es absorbido por la tela y esta es disipada para evitar la humedad. Estas características nos permitió salir al exterior”.

Las inversiones más recientes hechas por la empresa fueron por USD 1,2 millones a través de un crédito otorgado por la banca privada. Con el dinero se construyó la planta industrial que funciona en un edificio de cuatro plantas. También adquirieron nuevos equipos con tecnología de punta con una inversión adicional de USD 200.000.

Inicios

El vocero recuerda que inició como cortador en una empresa de ropa deportiva donde laboró cuatro años. Luego pasó a Produtex, de propiedad de Antonio Villagrán. Allí permaneció 15 años y donde aprendió las técnicas para aprovechar la tela.

Además, adquirió conocimientos en diseño y confección, hasta que se convirtió en uno de los vendedores de la textilera. Luego instaló su propio taller con la marca Impacto desde su arranque logró trascendencia en el mercado.

En el 2005, cambió el nombre de la marca a Mao que tuvo una mejor acogida en el mercado. También, construyó un galpón donde montó la factoría. Tres años más tarde, dejó de ser un productor con calificación artesanal y creó la Corporación Impactex Cía. Ltda.

En la actualidad en su industria trabajan 110 personas y el año pasado facturó USD 4,6 millones. Afirma que nuevamente el sector textil está en crisis por el ingreso de ropa de contrabando de Colombia y Perú, por lo que las ventas bajaron un 25%. “Esperamos que las autoridades nos ayuden impidiendo el ingreso del contrabando, caso contrario se terminará con la industria textil”.

Otro de los proyectos para este año de Corporación Impactex es reactivar en Colombia la empresa Ecuamoda para potenciar las ventas. Además, planea abrir en Perú un centro de Distribución Regional. También abrió líneas de chompas para niños, jóvenes y adultos, línea deportiva, camisetas, pijamas, boxer…

Hace 10 años, Novedades Catherine comercializa las líneas de caballeros y damas de Impactex en El Oro. Las ventas anuales presentan un 10% de incremento. Danilo Franco, gerente de esta firma, indica que la marca Mao tiene prestigio en Machala y la provincia. “Es un producto de buena calidad, constantemente está innovando con nuevas tecnologías en telas y son productos que gustan a la gente”.

Revista Líderes
Modesto Moreta
Marzo 12 de 2019

Acerca del Autor

Artículos relacionados

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *