Elon Musk quiere que bancos chinos financien su nueva fábrica Tesla

Elon Musk quiere que bancos chinos financien su nueva fábrica Tesla

La nueva instalación, que se ubicará en las afueras de Shanghái, es fundamental para la supervivencia de la compañía, pues le permitirá incursionar en China, el mayor mercado de automóviles en el mundo.

La sorpresiva oferta de Elon Musk de US$82.000 millones por sacar de bolsa a la deficitaria Tesla lleva al mercado a preguntarse cómo encontrará el dinero para hacerlo. Pero en lo que toca a sus grandes planes de producir autos eléctricos en China, Musk ya tiene la respuesta: los bancos estatales del país.

Dado que una fábrica ubicada en las afueras de Shanghái es clave para la idea de Musk de incursionar en el mayor mercado de vehículos eléctricos del mundo y hacer por fin que Tesla resulte rentable, la compañía ha conseguido el apoyo del gobierno de la ciudad.

Las autoridades de Shanghái ayudan a Tesla a obtener préstamos de algunos de los mayores bancos chinos, según personas familiarizadas con el tema. Por lo menos cuatro entidades crediticias han iniciado un proceso de evaluación de los préstamos, que se utilizarán para empezar a construir una fábrica que necesitaría US$5.000 millones para alcanzar la plena capacidad. Algunos bancos han firmado acuerdos de confidencialidad con el gobierno de Shanghái y Tesla y se encuentran en negociaciones avanzadas, dijeron las personas.

Relacionado: China mima a sus ‘unicornios’ tecnológicos

La oficina de información del gobierno de Shanghái no contestó de inmediato una solicitud de declaraciones enviada por fax. Una portavoz de Tesla declinó hacer comentarios.

Los bancos aún no han decidido qué magnitud tendrán los préstamos ni sus tasas de interés, dijeron las personas. Tesla ha dicho que planea usar en su mayor parte deuda local para financiar la fábrica de Shanghái, que, según se había señalado antes, exigiría una inversión de US$5.000 millones.

Los gobiernos municipales de China compiten entre sí por atraer proyectos de manufactura de vehículos eléctricos en tanto el país se ha fijado el objetivo de ser líder mundial en automóviles a electricidad. Tesla negoció durante años con el gobierno de Shanghái antes de llegar a un acuerdo preliminar en julio para la construcción en la ciudad de una fábrica de 500.000 unidades por año.

Dado que es el mayor mercado automotor del mundo, China es crucial para la meta de Musk de ser líder en vehículos eléctricos. El multimillonario dijo por Twitter que considera retirar la compañía deficitaria de bolsa a US$420 por acción y que se ha asegurado el financiamiento para hacerlo. A ese precio, la compañía fabricante de autos eléctricos tendría una valuación de US$82.000 millones.

Estrategia y Negocios
Agosto 8 de 2018

Acerca del Autor

Artículos relacionados

1 Comentario

  1. Pingback: Wall Street cerró con baja ante presión por derrumbe de lira turca - ENFOQUE

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *