¿Problemas con tu startup? Resuélvelos rápido con estas estrategias

¿Problemas con tu startup? Resuélvelos rápido con estas estrategias

Pensar críticamente sobre los desafíos de tu negocio puede ayudarte a lograr el éxito a largo plazo.

Como emprendedor, probablemente estás lleno de ideas. Pero algunas veces aterrizar en una idea que nos lleve a un negocio exitoso puede parecer más difícil de lo que debería. Si estás estancado tratando de descubrir la idea correcta, yo tengo tres estrategias que funcionarían: analiza el problema, conecta los puntos y evita uno y termina de pensar.

Identifiqué estos pasos al inicio de mi carrera, bueno, antes de que me convirtiera en director del Laboratorio de Innovación de Farmers Insurance. Antes de eso estaba trabajando en biotecnología como biólogo molecular. Como biólogo molecular, con frecuencia estaba buscando respuestas sobre un sistema conectado y complejo. Mis compañeros de laboratorio y yo conduciríamos numerosas pruebas de hipótesis antes de encontrar una solución, buscando nuevas maneras de hacer más pequeño el problema e identificando patrones a lo largo del camino.

Como un sabihondo de toda la vida, preferí la tecnología en mi trabajo a la biología. Mucho del disgusto de mis padres, quienes pensaban que una carrera en ciencias exactas estaba lo suficientemente cerca a tener otro doctor en la familia, era que yo básicamente cambié la biología molecular por la tecnología. Pero, aún aplico los tres pasos del proceso en mi trabajo, especialmente cuando me reúno con emprendedores que vienen al Laboratorio de Innovación a explicar su producto. Abajo hay ideas sobre cómo hacer estrategias que funcionen para ti.

1. Encuentra un problema y desglósalo
Los mejores negocios llenan un espacio en el mercado. Las soluciones saturan el mundo justo ahora, especialmente las basadas en apps. Pregúntate a ti mismo, ¿cuál es el problema que quiero resolver? Más específicamente, ¿cómo hacerlo mejor o más fácil? Es ahí donde aterrizas en una misión clara.

Cuando se identifica un desafío que tiene solución, los emprendedores pueden caer en la trampa de pensar muy en grande. Evita la tentación de hacer declaraciones como: “Voy a disrrumpir la industria de las sombrillas” o “Quiero inventar el nuevo iPhone”. En cambio, empieza en pequeño. Michael Dubin no lanzó el Dollar Shave Club para crear un mercado para crear un mercado de suscripción para el arreglo personal de hombres; él sólo vio una oportunidad de vender rastrillos más baratos. Definir un objetivo más pequeño que estás tratando de resolver dicta todo lo demás.

Relacionado: Las startups de mujeres reciben menos inversión pero generan más ingresos

2. Conecta los puntos
Steve Jobs una vez dijo a Wired: “La creatividad es sólo conectar cosas. Cuando le preguntas a las personas creativas cómo hicieron algo, ellos sienten un poco de culpa porque ellos realmente no lo hicieron, sólo vieron algo”. Buscar oportunidades para conectar eventos u observaciones puede dirigirte a una gran idea. Probablemente tienes una lista de cosas detrás de tu cabeza que has notado, problemas que necesitas resolver. Tómate el tiempo de conectar los puntos en esas ideas para encontrar inspiración para un posible negocio.

Conectar los puntos requiere de ser curioso y continuamente buscar oportunidades de aprender. ¿Te sientes atrapado en la rutina de aprender? Busca nuevas fuentes de conocimiento en personas fuera de tu círculo usual. Encuentra maneras de interactuar con personas de otro tipo de negocios, no sólo tu feliz banda de emprendedores que podrías encontrar en un local de reunión o coworking. Las personas similares a tu tienen insights valiosos para darte porque tienen experiencia compartida pero encontrar personas en compañías más grandes y establecidas puede ser tan fructífero.

3. Evita el pensamiento “único y hecho”
Es raro que la primer idea de un emprendedor sea la que despega. Te es probablemente familiar la idea de que ma gran vasta mayoría de los negocios fracasan el primer año. Así, si te encuentras atascado mientras intentas encontrar tu gran idea, sigue. Continúa con el taller e itera hasta que la idea haga clic.

El método científico puede ser tu amigo aquí. Es un proceso que líderes como Elon Musk usan para tener nuevas ideas o para empezar nuevos negocios. Debes recordar el método científico de la preparatoria como un método de varios pasos: observación, medición, experimentación y formulación de la pregunta o hipótesis. Usar el método científico puede ayudarte a identificar un producto o servicio a crear, correr pruebas y asegurarte de que cumpla con su propósito y recopile datos para demostrar su valor para los inversores.

Encontrar tu próxima idea puede tomar tiempo, pero no está todo mal. Piensa críticamente sobre cómo tu startup puede ayudarte a ser un mejor líder y emprendedor a la larga.

Entrepreneur
Rehan Ashroff
Agosto 8 de 2018

Acerca del Autor

Artículos relacionados

1 Comentario

  1. Pingback: Si eres emprendedora, 2 millones de dólares pueden ser tuyos - ENFOQUE

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *