¿Sabes cuál es tu indentidad como organización?

¿Sabes cuál es tu indentidad como organización?

Al saber quiénes somos como organización, se puede clarificar aún más la visión y misión, logrando que la toma de decisiones sea alineada y más colaborativa.

Muchas veces no estamos conscientes como líderes organizacionales, cual es la esencia de la organización para la cual colaboramos. Incluso existen CEO, empresarios o emprendedores que tienen claro lo que ofrecen u ofrecerán al mercado, sin tener definida una identidad como organización.

Es similar a cuando una persona tiene claro que quiere tener éxito en su carrera laboral, sin tener claro quién es, quién quiere ser y que va a lograr, es decir, su identidad.

Organizacionalmente, ¿cómo podemos entender el concepto de identidad?

La identidad personal es una necesidad del ser humano de interpretarse a sí mismo como parte de algo. Tomando como base la Teoría de la Identidad Social, ésta es construida con base en cómo las personas son percibidas e interpretadas por otros grupos, especialmente a los que pertenece.

Lo mismo pasa en las organizaciones. La identidad organizacional se construye con base en aquellos atributos fundamentales para sus miembros y para la organización. Es el conjunto de todas aquellas características únicas que la describen, considerando su pasado, presente y su futuro. En suma, refleja el sentido de “lo que somos como organización”.

  • La identidad organizacional parte de la identidad personal

Otro aspecto relevante en la identidad organizacional es el sentido de reciprocidad existente entre las personas y la organización como entidad. Es decir, se genera a partir de un sentido colectivo, teniendo un efecto para ambas partes.

Tanto colaboradores como líderes forman y son formados por el sentido de pertenencia que tienen hacia la organización (sentido de membresía), al mismo tiempo que la organización como entidad es influenciada por el comportamiento y perfil de los colaboradores como individuos.

  • La identidad organizacional sienta las bases para el compromiso

La identidad organizacional al estar relacionada con el sentido de pertenencia brinda a los colaboradores bases cognitivas y emocionales que fortalecen los lazos psicológicos con la organización, reforzando el compromiso de las personas con su trabajo, equipo y la estrategia.

Cuando las personas sienten identificación con la organización como entidad, se crea un deseo voluntario de pertenecer a ella. Ejemplo de ello es la identificación del colaborador con los valores organizacionales, que genera en las personas una experiencia de seguridad y congruencia resultando en lealtad y reciprocidad hacia la misma.

  • La cultura es clave para la identidad organizacional

La cultura es la “personalidad” de la organización y se constituye de creencias, ritos, tradiciones, estilos de trabajo, valores y demás aspectos únicos para la organización y que la distingue de otras.

La identidad organizacional es la interpretación y valoración que hacen los miembros de todos estos aspectos con base en el contexto cultural, lo que permite darles un significado, pudiéndolo relacionar con la misma identidad personal.

Es decir, crea el puente entre cultura y personas, lo que permite que los colaboradores puedan analizar su percepción sobre sí mismos, la relación con su entorno y, por ende, la relación entre ellos mismos y la organización.

  • La identidad organizacional es un factor importante para mejorar el desempeño

La identidad organizacional, al ser un aspecto compartido por las personas, incluyendo valores, filosofía y estilos de trabajo, estimula la colaboración y la voluntad de las personas para colaborar con mayor cercanía hacia el logro de los objetivos estratégicos.

Al tener claro quiénes somos como organización, se puede clarificar aún más la visión y misión de la organización, haciendo que la toma de decisiones sea alineada y más colaborativa. Por otro lado, se maximiza la confianza entre las personas, favoreciendo las relaciones interpersonales, resultando en un cumplimiento efectivo de los objetivos.

Se puede concluir que la identidad organizacional es la esencia de la organización, es la manera en que sus colaboradores, sus clientes, otras organizaciones y demás partes interesadas la identifican.

En caso de que tú colabores en una organización y no tengas clara la identidad de la misma, analiza sus características clave; su filosofía, valores, objetivos y cultura. Esto también te dará claridad para poder colaborar en una organización que resuene con tu propia identidad.

Si te encuentras en la posición de un CEO, Directivo, empresario o emprendedor; si todavía no tienes determinada la identidad de tú organización, es momento de reflexionar sobre ello, pues al definirlo conocerás quien es tu organización, para detallar hacia dónde van y qué es lo que quieren lograr.

Forbes México
Jennifer Amozorrutia
Mayo 24 de 2018

Acerca del Autor

Artículos relacionados

1 Comentario

  1. Pingback: Como convertir a un grupo de extraños en un equipo - ENFOQUE

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *