Un cuaderno pensado en los zurdos ganó un concurso

Un cuaderno pensado en los zurdos ganó un concurso
Photo Credit To https://lahora.com.ec/quito/noticia/1102158798/colegio-shakespeare-un-espacio-en-quito-para-aprender-emprendiendo

Hacer la vida de los zurdos un poco más fácil fue el objetivo del proyecto ganador del octavo concurso interno de emprendimiento de los alumnos de tercer año de bachillerato del colegio Shakespeare School, ubicado en Tumbaco (oriente de Quito), que se celebró el 22 de mayo del 2018.

El producto se denomina Left Book y, como su nombre lo indica, se trata de un cuaderno pensado en los zurdos, que en su diseño busca brindar mayor comodidad a este segmento de la población a la hora escribir.

El proyecto tiene características muy particulares: las líneas están inclinadas hacia abajo, lo que evita que la persona tenga que virar el cuaderno, como suelen hacer los zurdos. Además, se va llenando desde la parte posterior hacia adelante y sus hojas son más gruesas que las de una libreta regular.

En el proyecto participaron cuatro alumnos. Para desarrollar una mínima producción los estudiantes se asociaron con la empresa Imprimax, que les fabricó 400 cuadernos.

El producto se vende a USD 5. A la fecha han logrado vender 205 unidades, de las cuales 100 fueron para la Universidad San Francisco de Quito. Los cuatro alumnos ven altas posibilidades de materializar el pequeño negocio fuera de las aulas de clases.

Incluso, se encuentran en negociaciones con Corporación Favorita y la cadena de papelerías Superpaco para llevar el producto a sus perchas en el mediano plazo.

Para Verónica Suárez, analista financiera de la Alianza para el Emprendimiento y la Innovación (AEI) y quien formó parte del jurado del concurso, la fortaleza de este emprendimiento estuvo en saber resolver una necesidad real de un segmento específico.

Desde hace nueve años, Shakespeare School cuenta con una escuela de emprendimiento. En el último año de colegio los alumnos deben presentar un proyecto de emprendimiento para graduarse.

Humberto Herrera, director general de la unidad educativa, indica que los proyectos deben cumplir principalmente con tres parámetros: innovación, responsabilidad social y rentabilidad. “La idea es motivarlos – a los alumnos – a desarrollar su propia empresa, que vean que tienen todas las capacidades para innovar”, subraya Herrera.

Los proyectos de la clase de emprendimiento se desarrollan durante todo el año escolar, luego se exhiben en una feria de que organiza el colegio, abierta a todo público, y finalmente se hace el concurso. Este año, en total se presentaron 11 proyectos con diferentes temáticas.

El segundo lugar fue para Quick clean, un quitamanchas instantáneo, de tamaño portable, especialmente diseñado para eliminar manchas de alimentos en la ropa. Está compuesto de agua oxigenada y peróxido.

El proyecto fue desarrollado por seis estudiantes de Shakespeare School: Matías Bravo, Juan Francisco Viteri, Iván Guerrón, Paula Vejar, Doménica Castro y Francis Oñate.

Dermabec es el nombre del proyecto que ocupó el tercer lugar en el certamen de este año. Se trata de sales de baño, jabones y mascarillas, elaborados a base de plantas medicinales (caléndula y yerbamora), con propiedades beneficiosas para la piel.

Leonardo Villareal, Camila Benalcázar y Camila De La Torre crearon los productos, guiados por dermatólogos. El objetivo, explican los jóvenes, fue desarrollar productos totalmente orgánicos y amables con el ambiente. Los envases son de vidrio, para que sean reutilizables.

Revista Líderes
www.revistalideres.ec
Mayo 31 de 2018

Acerca del Autor

Artículos relacionados

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *