Una marca local de ropa juvenil y playera

Una marca local de ropa juvenil y playera

Sudamérica es el ‘norte’ de la marca de ropa y accesorios para hombres Enemy. Pero antes de alcanzar ese objetivo están enfocados en consolidarse localmente bajo el modelo de franquicia.

Enemy nació como una tienda on line, un mes antes de abrir su tienda física, en noviembre del 2016, en el valle de Cumbayá. El desarrollo de la marca y la apertura del local requirió de una inversión de USD 80 000.

Son cuatro socios: Santiago Verdesoto, Luis Marín, Francisco y Fabián Almeida. Cuatro jóvenes que no superan los 33 años, que aspiraban tener un negocio propio que presentara una propuesta distinta al género masculino.

Un estilo juvenil y playero distingue a los productos de la marca. Entre sus prendas hay camisetas tipo polo con estampados de puntos; camisetas con frases y el logo de la marca; camisas con diseños de flamingos, palmeras o flores; ‘hoodies’; joggers, y ternos de baño coloridos y llamativos.

Las camisetas polo están confeccionadas con algodón peruano y las camisas con algodón colombiano. Para el maquilado de las piezas trabajan con al menos siete artesanos de Quito. La producción de los modelos es casi exclusiva. No trabajan en serie. Por cada modelo se confeccionan alrededor de cinco unidades. Los diseños son propios. “Nos basamos en tendencias globales, en la música que escuchamos, en frases o temas que se vuelven virales”, comenta Verdesoto.

Enemy también comercializa accesorios: gafas –elaboradas en bambú y madera, importadas de Taiwán e Italia–, sombreros, gorras, billeteras de cuero, entre otros Los precios de las prendas de vestir van desde USD 25 (valor de una camiseta) hasta 60 (una camisa). Los ternos se venden en USD 45. Mientras que las gafas, en 60.

Las piezas de Enemy también se pueden encontrar en tiendas de terceros, una en las Islas Galápagos y otra en Cuenca. En el archipiélago, la tienda de surf Sumbawa Galápagos ofrece camisetas, ‘hoodies’, gorras y gafas de la marca, desde hace casi dos años. “Son prendas de buena calidad y acabado. Tienen muy buena aceptación y rotación en la tienda, tanto con clientes locales como extranjeros”, comenta Julián Coronel, propietario.

Recomendamos: La confección es el eje de un programa de formación técnica

Él destaca además el servicio que brindan los dueños, en pre venta post venta, especialmente en la asesoría sobre los productos. La marca también ha participado en ferias, como el Gran Bazar, en Cumbayá. Además, ofrece sus productos por redes sociales. Al mes factura entre USD 20 000 y 25 000, pero en diciembre se triplican las ventas.

Javier Pérez-Anda, de 31 años, conoció de Enemy por redes sociales. Les compró por primera vez hace un año, pero ya ha adquirido los productos en otras ocasiones: camisetas, gorras, gafas, ternos de baño… “Me gustan los diseños, son muy originales, no son comunes en el mercado. Los precios son muy convenientes”, resalta este cliente.

Sobre el servicio señala que es muy personalizado: “Los dueños están metidos en el negocio”. Los planes de la empresa son de expansión local e internacional. Próximamente esperan vender el modelo de franquicia en Guayaquil, Cuenca y Manta. El libro de franquicia sobre la marca ya está terminado, por lo que esperan contar con las primeras franquicias para octubre de este año.

La marca ya se encuentra en República Dominicana, desde hace cerca de dos meses. Está presente en cuatro locales en Santo Domingo y uno en la isla de Punta Cana. Fabián Almeida, uno de los socios, está a cargo de la expansión en el país insular. Adicionalmente, esperan llevar la marca a España, este mes de junio.

Revista Líderes
www.revistalideres.ec
Junio 12 de 2018

Acerca del Autor

Artículos relacionados

1 Comentario

  1. Pingback: Consejo claves para convertir tu hobby en un negocio rentable - ENFOQUE

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *